sábado, 27 de octubre de 2012

El Amor y el Miedo

El AMOR Y EL MIEDO

El Amor y el Miedo

EL AMOR Y EL MIEDOLA ELECCION ENTRE EL AVANCE O EL RETROCESO!Reconociendo el hecho de que todo en el universo vibra, tenemos a nuestro alcance la manera de elevar nuestras vibraciones al cultivar en nuestro corazón y por extensión en nuestro cuerpo y espíritu el amor, que da paso a toda la gama de emociones positivas y en consecuencia a un mayor bienestar reflejado en un aumento en todo tipo de capacidades y mayor energía, mientras que su opuesto, el miedo, baja nuestras vibraciones y es cuando nos sentimos fatigados, deprimidos, etc. 

Hay que darse cuenta AHORA que al estar hechos de energía, podemos modificar nuestro campo vibracional del ADN si deseamos hacerlo.
Según nos decía Hermes Trimegisto, en el principio de polaridad, Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.
Existen dos energías antagónicas en el universo, el AMOR y el MIEDO. Éstas son las que rigen nuestros comportamientos y nuestros actos, la primera nos llevará hacia nuestra evolución, y la segunda nos frenará en ella. Cuando vivimos en el Amor, estamos en consonancia con el universo, nuestra vida empieza a fluir ordenadamente dentro de la sinfonía universal, y adquirimos el poder y la libertad, que nos llevarán hacia nuestra felicidad y la de quienes nos rodean. El Amor es el sentimiento de más alta vibración. Cuando vivimos en la vibración del Amor, se generan todos los demás sentimientos de alta vibración, compasión, generosidad, alegría, seguridad en uno mismo, etc. En un artículo antiguo, daba la definición de Amor como:

‘El Amor, no es la posesión, ni el control, sobre nada ni nadie, el Amor, es el deseo de libertad y felicidad incondicional de lo amado, sin apegos, sin intereses, entendiendo nuestra unidad con lo amado, y entendiendo, que lo amado, reside dentro de nosotros, al igual que el universo entero, sólo debemos buscarlo en nuestro corazón, la fuente de nuestro microcosmos.’

Por otro lado existe el miedo, este es otro tipo de energía, la que nos hace alejarnos de nuestros propósitos, la que crea todos los problemas de la raza humana, las guerras, la dominación, la sumisión, etc. El miedo, es el sentimiento de más baja vibración. Cuando vivimos en la vibración del miedo, se generan sentimientos de baja vibración, como el odio, la envidia, la angustia, etc.

Cuando vivimos en el Amor, el miedo desaparece, y el universo empieza a convertirse en algo maravilloso. Para realizar esta transformación, todo es un proceso, lo primero es proyectar ese Amor sobre nosotros mismos, darnos cuenta de que somos parte de un todo, y proyectar ese Amor sobre ese todo, incluido los seres, que intentar utilizar el miedo contra nosotros, entonces viviremos en otra vibración, y todo sucederá como por arte de magia.

La vida que percibimos a diario con nuestros cinco sentidos, ¿es en verdad la realidad? La física cuántica ha demostrado que el espacio y el tiempo son ilusiones de la percepción. Puede pensarse por tanto que no son realidad nuestros cuerpos si ocupan un espacio. Ernest Rutherford, realizó un experimento en Manchester, que le reveló la forma del interior del átomo. Los científicos se sobrecogieron al descubrir que el átomo es en su mayoría un espacio vacío. La pregunta vino sola: ¿Cómo es posible que este átomo vacío pueda formar el mundo sólido que nos rodea?
Una nueva simbiosis entre ciencia y espiritualidad nos dice que la verdadera conciencia humana no existe en nuestros cerebros. La disolución de nuestros cuerpos individuales, junto con la desinformación de nuestros verdaderos orígenes, ha manifestado la idea de que todos pensamos independientemente. Con este modelo, resultaría imposible explicar científicamente la telepatía, la clarividencia, los médium espirituales y otros fenómenos involucrados en la transferencia de información entre las fuentes, sin el uso de medios físicos de comunicación. 
Pero cuando uno concibe que exista una unión espiritual entre todas las cosas en el universo, y que todos somos parte de una inteligencia divina, ningún fenómeno es inexplicable. La materia vacía dentro de los bloques más básicos en la construcción de existencia perceptible, es maleable y moldeable a través de la intención. Esto significaría que la conciencia le da forma a nuestra realidad.
Parece difícil de entender, ya que se nos ha enseñado desde temprana edad a pensar tangible y racionalmente, dentro de un método de educación orientado al cerebro izquierdo y que tiene más efectos dañinos por la relevancia que se le ha dado. El cerebro izquierdo tiene que ver con la lógica, los detalles y los hechos, los patrones, la práctica, la ciencia y las matemáticas. Mientras que el lado derecho tiene que ver con las emociones, la toma de riesgos, la intuición, los símbolos, las imágenes, la filosofía y el sentimiento religioso. Con la presión deliberada de los gobiernos para controlar los programas educativos, generación tras generación, la juventud es enseñada a enfocarse únicamente en los hechos, figuras y números. 
El efecto más perjudicial de ser alejado del pensamiento holístico –con el cerebro completo– hacia un estricto pensamiento de lado izquierdo, es lo que se conoce como la supresión de lo femenino. Todo género alberga ambas cualidades, masculino y femenino. No tiene nada que ver con el hombre o la mujer. Y esto es representado por el lado derecho e izquierdo del cerebro. Yin-Yang, negro-blanco, luz-oscuridad y cualquier otra dualidad. Uno y otro son vitales para nuestra salud física y espiritual. En el antiguo Egipto, la mujer era quien heredaba el trono, el hombre con quien ella elegía casarse, se convertía en Faraón. Esto era una representación de la tradición matriarcal inspirada en la diosa madre, que fue destruida para introducir una sociedad patriarcal dominada por el hombre y que desde entonces ha sido forzada en cada denominación.
Al suprimir lo femenino en cada sociedad, y aleccionar a la gente a pensar ajustadamente con el lado izquierdo de su cerebro, la habilidad natural del ser humano para sentirse terrenal, cósmico y lleno de energía personal, se perdió. Las tradiciones de los chamanes, brujos, magos, psíquicos y videntes de todo tipo, fueron ridiculizadas, prohibidas… Todas las religiones afirman que somos hijos de Dios y que la esencia divina está dentro de nosotros. Si uno elimina la representación humanizada de Dios y se comprende que no es más que la red espiritual que conecta todas las cosas, las escrituras religiosas pueden tener otro sentido. Nuestros cuerpos son los albergadores del espíritu para reunir experiencias para la mente superior. De esta manera la evolución es posible. Está comprobado científicamente que todas las especies están evolucionando en seres más complejos.
Cualquier conocimiento o recuerdo racial dentro de todas las especies, es comprendida por los recién nacidos de todo tipo, quienes saben automáticamente detalles específicos y características que la madre no tiene que enseñarles. Por lo tanto, cualquier conocimiento ayuda a cada especie a evolucionar naturalmente hacia organismos más complejos.
Lyall Watson asegura que fue un científico japonés quien observó el efecto de El centésimo mono en 1952. En esta observación descubrió que cierto porcentaje de simios aprendieron o desarrollaron una nueva característica. El conocimiento se convirtió en una habilidad natural en esa especie. Esto da testimonio de la conciencia colectiva entre especies. Lo Cal Gustav Jung llamó el inconsciente colectivo.
Todo lo que existe tiene una vibración natural. Desde los átomos hasta la inmensidad del universo. “Algo se mueve”, con estas tres palabras definiría Einstein la síntesis última del pensamiento humano. Para mostrar una simple conexión entre la Tierra y nuestros cuerpos, se puede echarse un vistazo a los puntos focales armónicos de nuestros cuerpos, mejor conocidos como chakras. Así como hay puntos focales armónicos en una cuerda de guitarra, los hay en nuestros cuerpos, siendo donde culminan nuestras vibraciones. En la filosofía oriental estos siete chakras son usados para traer salud y equilibrio a los cuerpos físico y espiritual. 
Así que la existencia intangible de nuestra existencia, tal como son las emociones, forman parte de la verdadera realidad de conciencia más elevada. Si las emociones integran el mundo que no podemos experimentar con nuestros cinco sentidos, entonces, ¿Cómo es que somos conscientes de nuestras emociones? Lo que la mayoría de la gente cree que son sus emociones, no son las emociones mismas; lo que estamos experimentando es la manifestación física de éstas. El enojo causa disturbios en la psique que se manifiestan en el ego. Estas manifestaciones causan el incremento de los latidos del corazón, el aumento de la temperatura del cuerpo y genera muchas otras características físicas que representan enojo.
Así como la música de la radio es una manifestación física de una señal intangible de RF, la experiencia de nuestras emociones, es también la manifestación visible de una señal intangible. Se ha demostrado que las emociones tienen una frecuencia vibratoria. 
Es más, sólo existen dos tipos emociones que los seres humanos pueden experimentar, el miedo y el amor. El resto de las emociones son derivadas directa o indirectamente de las dos.
El miedo, tiene una larga y lenta frecuencia vibratoria, mientras que el amor tiene una rápida y alta frecuencia. Para demostrar que la vibración es la fundación de la existencia, Hans Jenny desarrolló en los 40’s lo que se conoce como “Cymatics”, para demostrar que cuando las vibraciones del sonido pasan a través de un medio, hay un patrón fijo que la acompaña.
Cuando la frecuencia se incrementa, el medio se torna en un patrón más complejo. Esto es precisamente lo que le está sucediendo al planeta y a la humanidad. Existen 64 códigos posibles de aminoácidos en la estructura de nuestro ADN, compuestas de 4 elementos, Carbono, Oxígeno, Hidrógeno y Nitrógeno. Por lógica deberíamos de tener los 64 códigos activados dentro de la estructura de nuestro ADN. Sin embargo, actualmente solo tenemos activos 20. De todas estas posibilidades, parece que sólo 20 de estos códigos están activados en este momento, De ahí los 20 aminoácidos. Existe asimismo un interruptor donde esos códigos se sitúan y ese interruptor que los apaga y enciende es lo que llamamos EMOCIONES.
Esta es la primera vez que vemos el patrón de las emociones vinculadas física y directamente con el material genético humano. El MIEDO se comporta como una onda larga que toca relativamente pocos puntos en el ADN. Por lo tanto, un individuo que vive con miedo está limitado al número de “antenas” que tiene disponible; mientras que un individuo viviendo en el patrón del amor, cuya frecuencia es más alta con una onda más corta, posee muchos más sitios potenciales para codificación a lo largo del patrón genérico. Esta es la primera vez que tenemos pruebas de un vínculo digital entre EMOCIONES y la GENÉTICA.
Nuestras EMOCIONES afectan directamente la estructura de nuestro ADN, el cual a la vez forma directamente el mundo físico que experimentamos todos los días. Ahora entendemos por qué fue tan importante el estudio de los cuerpos astrales, la rotación y órbita de todo lo que forma nuestro universo, sirve de reloj para datar cambios y transiciones. Así es como los ancestros entienden que los cambios de los cuerpos astrales reflejaban los cambios de toda existencia.
El 21 de diciembre del 2012, es simplemente una transición natural de una forma de energía hacia la próxima. La evolución trascendental del hombre. Este día es conocido como el “Punto Cero”. Nuestro Sol, así como la Tierra, están perdiendo su campo magnético a medida que disminuye la rotación de la Tierra. Aunque es frecuencia de resonancia base, también conocida como “Cavidad de Resonancia Schumann”, se está incrementando de acuerdo con la secuencia predictible de la teoría (0,1,1,2,3,5,8,13,21…). A nivel celular, nuestros cuerpos reaccionan al pulso electromagnético. Los ancestros le llaman a esto “El Circuito Secreto”.
Las células reciben este pulso a través del cerebro, el cual a la vez recibe su pulso del corazón, quien recibe su pulso de la Tierra. Este pulso viene del Sistema Solar, que lo recibe a su vez de la galaxia y que por último viene del Universo. Todos compartimos, literalmente, una pulsación con toda la existencia. He aquí otro ejemplo de que TODO es UNO.
Desde que los científicos comenzaron a registrar las pulsaciones de la Tierra, su ciclo siempre fue de aproximadamente 7-8 ciclos por segundo. Este fue un número constante hasta 1986-1987. Comenzó a incrementar rápidamente a aprox. 9 ciclos por segundo en 1996. En una década incrementó cerca de 2 ciclos por segundo. Para el 2012, esta frecuencia oscilará entre los 13 ciclos por segundo tal como la secuencia Fibonacci lo indica. ¿Qué significará para la humanidad? Así como la Cimática (Cimatics) ha demostrado que las frecuencias altas crean patrones más complejos, estamos experimentando ahora el principio de los grandes cambios en las vibraciones física y espiritual.
Este será el cambio de los tiempos, el período trascendental de cambios fundamentales para la humanidad. Aquellos que no estén preparados para esta transición posiblemente no podrán lidiar con los rápidos cambios en la psique. La única manera de prepararse para lo que está por venir, es conocer lo que hemos estado inquiriendo durante toda nuestra vida: “LA VERDAD”. No hay apenas verdad en los gobiernos, las religiones, el comercio, el terrorismo, o cualquier otra cosa externa. Sólo la verdad dentro de nosotros, dentro de nuestra psique y dentro de nuestro “yo” oscuro. Es decir: especialmente en la cultura occidental, nos enseñan que ser “normales” significa estar siempre felices y nunca tristes, amables más que enojados, indulgentes y nunca celosos. Esto suena convincente, pero no lo es. No estamos diseñados para reprimir ninguna emoción negativa, ya que causa desequilibrio. Para vencer y asimilar nuestras emociones, debemos aceptarlas y no combatirlas; tenemos que reconocerlas y permitirles servir a su propósito a medida que aprendemos de ellas. Jung dijo: cuando una conflicto interior se reprime, relegándolo a la oscuridad, aparece exteriormente como un destino.
Es muy importante entender que cuando uno teme a la pérdida, a la muerte, a la guerra, al terrorismo o a cualquier cambio, estamos dando a otros la habilidad de controlarnos basándose en esos temores. Cuando peleamos contra la pobreza o el racismo, cuando peleamos por las relaciones igualitarias o por la libertad, estamos intentando reprimir exteriormente lo que ha sido puesto ante nosotros para ser superado internamente. Estas situaciones son el reflejo de nuestros temores.
Es por esto que es tan importante AMAR y solo AMAR. Ama a aquellos que estén a tu lado, pero especialmente a los que estén contra ti, no albergando odio ni resentimiento. No mires a tus miedos como una amenaza, en lugar de ello, entiende que este mundo material, es sólo una manifestación de AMOR o TEMOR en tu conciencia. Es tan simple como eso.
Todo lo que necesitas conquistar en tu vida, está en ti. Si quieres entender cuáles son tus temores internos, analiza tus ambiciones y tus inhibiciones. En todo eso que comienza a difundirse sobre la agenda esotérica de cierta élite, no hay nada que temer. De ellos (los Annunaki, Iluminati, o quienes sean) se afirma que han estado trabajando detrás del escenario durante miles de años para manipular a la humanidad. Y eso parece haber funcionado… hasta ahora.
Es muy fácil para cualquier sistema de pensamiento religioso o de otro tipo jugar con nuestras inseguridades, jurándonos que “todo está bien”, que ellos se harán cargo. No culpes a la religión si das fe de ello. Es culpa de nuestras inseguridades, las cuales han permitido que las instituciones religiosas florezcan y que otros muchos sistemas de pensamiento estén impidiendo el florecimiento de la historia de la humanidad. Es eso lo que nos tiene atrapados.
Se ha demostrado que el ADN en como una antena para la regulación celular. Sabemos que la función principal del ADN es la de recibir y transmitir fotones, luz y sonido. ¿Para qué? Para la regulación celular, lo que significa que las moléculas de agua, el poder piramidal alrededor de las espirales de energía del ADN, absorben la energía espiritual de la vibración del Amor y luego son expulsadas al exterior para manifestarse y precipitarse en un campo cuántico, la materia física del cuerpo. Estas son frecuencias en Hertz (o ciclos por segundo) 1 DO=396=9; 2 RE=417=3; 3 MI=528=6; 4 FA=639=9; 5 SOL=741=3; 6 LA=852=6; y los músicos pueden afinar sus instrumentos en esas bases para tocar y experimentar. Nuevamente, esta es la escala musical del creador, el sofegio original. “El perfecto círculo del sonido”, “La geometría sagrada dentro de la escala musical”.
Tu realidad solo te afecta a ti y a nadie más. Este tipo de información puede servir a un propósito muy específico en TU vida. Para entender visualmente como el universo es en verdad un holograma, un profesor de matemáticas de la universidad de Yale, desarrolló una fórmula que es ejecutada mediante un programa informático. Nombrado por él, el conjunto Mandelbrot muestra aparentemente un patrón desorganizado, pero sin importar que aunque magnifiques tanto el diseño, siempre encontrarás el mismo patrón dentro del patrón principal. Cada fractal dividido infinitamente, siempre reflejará el total, cuando un fractal cambia su patrón, la suma total del patrón general cambia junto con él. Esto ejemplifica cómo no todo el mundo debe estar “despierto”. No hay prisa para pasar este mensaje a los casi 7 mil millones de personas de este mundo. Lo único que importa es que tú personalmente aprendas a conquistar tus temores internos y aprendas a AMAR.
El universo tiene su propio gran ritmo, toca una melodía, con compases y notas donde todo lo creado se afina a su canción. El ser humano que es parte de esa creación debería vibrar a la misma frecuencia y al mismo ritmo de la gran energía universal, mas, se ha desintonizado a causa de nuestro modelo de vida que en resumen solo nos ha enfermado. Se nos enseña a muy temprana edad que ser normal es estar siempre en estado de felicidad,confort,bienestar y a negar los estados negativos como tristeza, rabia y malestar es una larga lista de todos los sentimientos tanto negativos como positivos que llegamos a experimentar pero, en resumen, se nos adiestra a diario y en forma constante para ganar, para buscar en definitiva el “placer”.
Nuestro diseño como plantilla universal es generar 2 grandes emociones: AMOR Y MIEDO de ellas se ramifican un sinnumero de emociones secundarias como por ejemplo, si estoy amando puedo ser generoso, compasivo, comprensivo etc. De lo contrario, si estoy en la frecuencia del miedo, me defiendo, me predispongo, supongo, me vuelvo intolerante, me frustro etc. etc.
Nuestro diseño esta hecho para sentir y vivir de ambas, de hecho generamos una bioquímica en relación a estas emociones, humanamente estamos hechos para vivir con ambas emociones. Si reprimimos uno de estos polos entramos en desequilibrio y ya no vibramos a los compas del universo.
Debemos aprender que el buscar solo lo bueno nos lleva a volvernos adictos a cualquier circunstancia que nos genere una emoción placentera, y luego adictos a la emoción del placer.
Muchos elementos que hemos incorporado a nuestras vidas tienen esa característica y no la hemos observado, ejemplos claros son las relaciones de pareja, que muchas veces lo que me une a mi pareja es como me hace sentir, protegida, acogida, acompañada, necesaria etc., esto hace que la relación con esa persona sea mas bien adictiva que liberada, ya que esta relación esta llena de expectativas personales que de amor incondicional.
En nuestro diseño debemos entender que del miedo pasamos al amor, necesariamente pasamos por relaciones llenas de espectativas a relaciones llenas de libertad con amor incondicional. Por tanto aceptar que experimentamos lo negativo y positivo en nuestras vidas y entender el propósito de cada una de ellas ,nos hace sintonizar con el ritmo del universo, escuchar su canción y aprender del sonido universal. Es decir, nos sanamos.
Este mundo material que te rodea es simplemente la manifestación de tu propio miedo y de tu sentimiento de amor, en la medida que los observas, entras en estado de meditación, sintonizas con tu universo interior y logras entrar a un estado de conciencia. Si quieres saber objetivamente cuales son tus temores mas internos, pues observa tus ambiciones e inhibiciones....ellas te hablan, te cuentan una historia, de porque están allí acompañándote en tu vida diaria, como una prioridad, casi como una meta, solo así iras al fondo este sinnúmero de formas que son parte de esta, tu experiencia humana, experiencia que vale la pena seguir viviendo, asimilando las 24 hrs que se nos regala cada día o mas bien las millones de respiraciones que tenemos a diario y que nos llena de vida.
Si quieres experimentar un milagro cada día, solo llena tus pulmones de aire en conciencia y veras que si te faltara ese aire al inhalar ya no hay más vida para ti, se acabo la oportunidad, se acabó tu experiencia humana sobre este planeta.
Estar sanos depende de nosotros al volver a ese estado amoroso haciéndonos cargo de nuestros propios pensamientos y nuestras emociones, sin represiones más bien con comprensiones.
Habíamos anteriormente hablado de la energía vital que alimentaba a nuestro cuerpo a través de los chakras, un chakra sano tiene el aspecto semejante a suaves nubes con diferentes movimientos, diferente intensidad y tonalidad ( es como yo los visualizo) los escritos nos hablan de formas de ruedas en formas cónicas hacia la médula espinal, personalmente , en la región que vivo no he encontrado personas con ese esquema perfecto, lo que no quiere decir que así sea, de hecho tampoco yo estoy constituida tan así, ( tampoco estoy tan deforme como cuando empezé a ver ) quien pueda ver el aura compartiría la visión que estoy contando.Bien, cuando hablamos de bloqueos vemos que las energías no se pueden irradiar en su forma original, estas se distorcionan, rompen la barrera y se descargan de forma inadecuada ya sea en forma de emociones intensasy con frecuencias negativas ó un impulso de actividad exagerado y esta corresponde a una reacción al bloqueo marcado por el YANG. Muy por el contrario una reacción al bloqueo de los chakras marcadas por el YIN se manifiesta por una contención casi absoluta de las energías, con lo cual el flujo energético prácticamente se paraliza y no se crea espacio para que las energías fluyan posteriormente traduciéndose en una hipofunción. Esta diferenciación, entre otras nos permite orientar el proceso de la sanación del paciente por tanto dará la pauta para la purificación de los ckakras. Es de suma importancia tomar conciencia del estado de nuestra conciencia, parece una redundancia pero contiene sabiduría. Llegó a mi un articulo que decía: digame de que padece hoy y le diré lo que pensó ayer. Existe un gran nexo entre enfermedad con estado mental, el punto es que nos dicen que si estamos tristes la enfermedad demora mas en desaparecer y lo que no nos dicen es que nuestro estado mental de tristeza nos hizo vulnerables a una determinada enfermedad. Sería mas fácil si nos educan y nos explicáran que cada órgano de nuestro cuerpo está vinculado a alguna actitud emocional de carárter reactivo y que cuando esa actitud es recurrente se manifiesta fisicamente como una enfermedad. Observemos esta tabla con algunos ejemplos: REACCION EMOCIONAL ORGANO/PARTE DEL CUERPO

*Amargura------------------ ---* Vesícula

*Ira ----------------------------* Hígado
*Terquedad/Rigidez ------------* Rodillas
*Temor al futuro/indecisión ----* pies
*Temores crónicos/fracasos ----* columna región lumbar
*Resentimientos ----------------* Riñones
*Incomunicación ----------------* Garganta

Podría estar dando una enorme lista, lo importante de esto es que entendamos que al hacer de estas emociones una reacción recurrente, logramos enfermar a dicho órgano. Es así como por ejemplo que con una inestabilidad emocional permanente de sentimientos de culpa y el no perdón damos curso a un Cáncer de mamas, las penas del alma no superadas o no expresadas nos trae problemas cardíacos y así sucesivamente. 

El punto más importante es que nuestros propios "hábitos de pensamiento" nos perjudican, somos la víctima y el verdugo al mismo tiempo y este gran sufrimiento tiene el mejor aliado: "la inconsciencia" de allí la importancia de revisar que estamos haciendo en conciencia y que estamos haciendo inconscientes.
Necesitamos revisar que actitudes tenemos frente a ciertas circunstancias, o como somos caracterizados, nos ven tolerante, amables? nos ven pacientes, serenos? confiables? que nos dice la retroalimentación del medio? tomas en consideración esa retroalimentación o simplemente la anulas? como abordo los problemas ? hago de una hormiga un elefante? "los excesos me enferman" y eso es todo ámbito porque habla de "desequilibrio". Te invito amigo lector a que hagas un examen en conciencia, pregúntale a los mas cercanos a ti como te ven, (los niños son los mas francos, llegan y dicen! ) evoca en tu mente las situaciones difíciles de tu vida y mírate como reaccionas, te encontrarás riéndote de ti mismo, claro que también justificándote, por eso que te pido que sea a conciencia y no emitas juicios solo mírate, te aseguro que hay mucho por corregir!
Buda nos mostró el camino de la iluminación y nos enseño a seguir nuestra propia luz para poder liberarnos del sufrimiento. Cristo estaba rodeado de luz cegadora cuando fue bautizado en el río Jordán. Y los narradores andinos recuerdan al inca Pachacuti, considerado el hijo del sol, que resplandecía con la luz del amanecer. Estos maestros nos dejaron el mensaje de que somos capaces de cosas aún más grandes de las que ellos hicieron -nosotros también podemos acceder a esta luz y eliminar la oscuridad de nuestras vidas. Aunque la luz del amor contra la oscuridad del miedo pueda parecer una simple metáfora o algo característico de la mitología, existe de hecho una base científica para esta idea universal. Los científicos saben que todos los seres vivos están hechos de luz: las plantas la reciben del sol y la convierten en vida, y los animales comen plantas verdes que se alimentan de ella. La luz es la base fundamental de la vida, y estamos hechos de luz que ha sido compactada en materia viva. Además los biólogos han descubierto que todas las células vivas emiten fotones de luz a razón de cien destellos por segundo. La fuente de esta emisión de fotones es el ADN. Al igual que la luz del amor es eral, también lo es la oscuridad del miedo que se halla almacenado en cada célula de nuestros cuerpos, quizá incluso eclipsando la luz de nuestro ADN. La falsa evidencia que percibimos como real es suficientemente fuerte para oscurecer cada uno de nuestros pensamientos y afectar a todas nuestras interacciones. Se alimenta a sí misma y puede comenzar a desafiar la racionalidad, mientras nos preocupamos interminablemente sobre qué desgracias nos pueden ocurrir. El miedo crea una realidad sombría. Como vimos antes, las profecías se cumplen así mismas –lo que nos da más miedo es lo que estará esperándonos a la vuelta de la esquina-. No tiene nada de malo ser cauteloso, pero el miedo nos impide crecer y nos mantiene repitiendo las lecciones que nos dan el sufrimiento y el trauma un lugar de las que nos ofrece la experiencia de nuestro propio resplandor. El miedo obstruye y distorsiona nuestra naturaleza luminosa. La ausencia de miedo, que es la práctica principal del guerrero luminoso, nos permite experimentar nuestra luz y nuestra iluminación. Tomado del Libro Las Cuatro Revelaciones del Dr. Alberto Villoldo, este texto forma parte de la segunda revelación El profesor Alberto Villoldo, Psicólogo y antropólogo Médico estuvo dirigiendo durante muchos años el Laboratorio Biológico de la Universidad de San Francisco, investigando los efectos de la curación a través de la energía y de la visualización en la química del cerebro. Un día se dio cuenta de que sus estudios precisaban mayor compromiso y dedicación. Por esa razón, dejó el microscopio y la universidad para visitar personalmente el Amazonas.
Elevar las vibraciones:
Lo primero de todo, tantear la posible pregunta: ¿Qué debo hacer para elevar mis vibraciones? Pues bien, no hace falta que hagas nada. Las vibraciones se elevan por sí solas sin que tengas que hacer nada, porque la Vida está configurada de esta manera. Además no es un deber elevar las vibraciones sino que se trata de un Juego en el que brilla la Alegría. En realidad si fluimos con una actitud alegre entonces da igual qué otra cosa hagamos. Atraeremos a nuestra vida todo lo que sea menester para que las vibraciones se eleven. En cuanto al “mis” de “mis vibraciones”, es interesante recordar que la Vida es una Unidad, lo aparentemente externo no está separado de lo aparentemente interno: lo que nos rodea es un reflejo de nuestro propio interior. Por eso es más claro expresar “elevar las vibraciones” que decir “elevar mis vibraciones”. Resulta que si ayudas a alguien a elevar vibraciones, estás elevando a la vez las “tuyas” pues no estamos separados unos de otros, hay una conexión entre todos los seres.
Resumiendo con otras palabras: 

1) no es necesario que hagas nada, simplemente fluye según lo que tu Corazón te inspire, haz aquello que te alegre y te haga sentir bien.

2) Como todo está conectado, una forma de elevar tus vibraciones es ayudando a cualquier ser a sentirse mejor. Elevar las vibraciones de cualquier ser o del mundo es lo mismo que elevar tus vibraciones: una cosa lleva a la otra. También, al elevar ‘tus’ vibraciones estás elevando las vibraciones de toda la Creación.

Ahora veamos algunos ejemplos de métodos simples para elevar las vibraciones. Según las circunstancias y el impulso del momento, nos irá mejor con unas maneras u otras de elevar la vibración. Si estás atento a tus intuiciones entonces escucharás los susurros de tu Corazón. Si no estás seguro de qué hacer, haz lo que te parezca más sensato y amoroso, y lo que te haga feliz. Recuerda que no puedes fallar porque la Vida está configurada para elevar las vibraciones espontáneamente. Nosotros podemos poner de nuestra parte para acelerar o desacelerar este proceso.

Es muy fácil manejar nuestra frecuencia energética, lo hacemos constantemente incluso sin darnos cuenta. Formas de subir (¡y de bajar!) las vibraciones: escuchando música, cantando, bailando, caminando, corriendo, jugando, riendo, viendo un documental, tomando el Sol, pintando, pronunciando frases, escribiendo, leyendo, amando, respirando, imaginando… Si escuchamos música que nos inspira, nos relaja o nos hace felices, entonces estamos elevando nuestras vibraciones. Si por el contrario nos ponemos a escuchar música que nos pone nerviosos, entonces no las estamos subiendo tanto jejeje
Ver un documental puede ser inspirador si nos hace sentirnos bien. Por el contrario si el documental incita al miedo, entonces quizás nuestra voz interior nos susurre alguna otra cosa mejor que hacer. De todas formas los miedos no son malos: puedes observar el miedo cuando surge, amarlo y ver el mensaje que ese miedo tiene para ti.

Pronunciar frases también ayuda a manejar las vibraciones. Pensar o decir en voz alta una frase que nos haga sentir bien, es maravilloso para elevar las vibraciones. Por ejemplo pensar o decir: “¡Qué feliz soy!”, o “Yo Soy Divino”, son frases con una energía vivificadora que eleva las vibraciones. A nuestra mente acudirán frases inspiradoras si nos ponemos a ello.
Dos trucos buenísimos para elevar vibraciones son el Amor y el Agradecimiento (que es una forma de Amor). Envías Amor y se elevan las vibraciones, tuyas y del mundo. Envíate Amor a ti mismo, a otras personas y al mundo. ¡Es una forma muy rápida de elevarse! El Agradecimiento es una forma de Amor. Al agradecer por las cosas buenas que ves en tu vida, elevas las vibraciones de una manera rápida y maravillosa.
Es muy bueno estar atento a las intuiciones. A veces nos viene alguna sensación buena y es sabio aprovecharla y regocijarnos en ella. En cada Momento hay tesoros que al vibrar con ellos elevan nuestra vibración. Este Momento es tan bueno como cualquier otro Momento de la eternidad.
Los momentos ‘malos’ también son una fuente de oportunidades. Nos enseñan mucho y nos preparan para percibir nuevos panoramas, o nos invitan a reflexionar más profundamente en la Vida y en Lo que Somos. Si sentimos miedo o tristeza, podemos simplemente observar esa energía, contemplar atentamente ese sentimiento. El mero hecho de observarlo nos ayuda a desidentificarnos con esa sensación: si podemos observarlo es que no somos nosotros. Los sentimientos, sean ‘buenos’ o ‘malos’, son como nubes que pasan, son como personajes de una película. Vienen y se van. Al observarlos podremos captar el mensaje que nos traen. No importa si no lo captamos conscientemente, algo sucede en nuestro interior. Observar es algo mágico. El ojo ve su entorno pero es incapaz de verse a sí mismo (sólo puede ver su reflejo en algún espejo, pero no es el ojo mismo sino un reflejo). De la misma manera, si logramos observar algo, eso significa que lo que observamos no somos nosotros (o sea: que nosotros Somos muuuuucho más que eso que observamos). Si observamos la tristeza, entonces significa que no somos esa tristeza, esa tristeza es meramente una ‘nube’ que pasa. Viene y se va. En el fondo de todo está nuestra Esencia, observándolo todo. Nuestra Esencia Inmortal, que está más allá del miedo y la tristeza y que lo observa todo desde la Paz que ES.
En el fondo, el miedo y la tristeza son la misma energía que el amor y la alegría, pero vibrando en una octava inferior. El mero hecho de observar esos sentimientos ayuda a elevar la frecuencia vibratoria y subirlos de octava.
La Vida es UNIDAD. Todo forma parte de la UNIDAD. Todo nos conduce a la UNIDAD. Incluso el miedo, la tristeza, el desánimo, al observarlos no pueden sino conducirnos hacia Aquello de donde provienen: la UNIDAD. Todas las energías provienen de la UNIDAD. Como Alquimistas Mágicos que Somos, conociendo esta Verdad de la UNIDAD, podemos transmutar el miedo en valentía, la tristeza en alegría, el desánimo en felicidad, el odio en amor, la fealdad en belleza, la ignorancia en sabiduría. Podemos transmutarlo todo porque la Vida es UNIDAD.
Escucha tus intuiciones y disfruta con ellas. Si no sabes que hacer, no te preocupes: la Vida se está ocupando de ti de todas maneras, en cada momento de la eternidad.
Fluye, juega, haz aquello que te inspire, aquello que proporcione alegría a tu alrededor. ¿Quieres elevar vibraciones? Haz sonreír a alguien, eso eleva vibraciones de manera mágica. Simplemente déjate fluir. La vida fluye perfectamente; date cuenta de esto. Darte cuenta de que la Vida te protege porque eres Unidad con la Vida, es algo que eleva inmensamente la vibración. Conocer y sentir la Verdad te eleva y te libera. Sucede de manera espontánea, no tienes que hacer nada. Así que si insistes en ocuparte de algo, ocúpate simplemente en procurar ser feliz. Sigue los susurros de tu Corazón y haz brillar la felicidad y el amor en ti y a tu alrededor. 
Sus miedos residen en la creencia de que ustedes están separados de su Fuente y ofrecen entendimiento a cómo llegaron a esta separación. Muchos de ustedes han participado en el experimento de la separación desde el inicio de su viaje en la tierra, y en cada vida aceptan el reto de desconectarse, sanar, renovar su promesa de ascender hacia una vibración superior. Traen sus miedos a cada vida para que puedan entenderlos, aprenderlos y liberarlos. Este cierre es parte de su viaje a la reconexión y sanación. 
Dentro de cada uno de ustedes está el miedo de que si no aprenden, sanan, crecen y trascienden su humanidad serán castigados por un dios enojado. Este retrato de Dios fue creado por sus religiones y no es una representación certera de su siempre cariñoso y benevolente creador cuyo único deseo es bendecirlos incondicionalmente y sin límites, bendiciéndolos de acuerdo con cada uno de sus deseos. Cuando están en el miedo se remueven de estas bendiciones. 
La base de sus miedos surge de lo que han manifestado con ellos. Con cada viaje de vida ya sea que perpetúen el miedo o lo sanen, ya sea que pongan luz en la oscuridad o expandan más oscuridad. Ustedes han creado a lo que más temen y después transfieren ese miedo a su Fuente. ¿Pueden reconocer que son responsables por las energías de la tierra y por la manifestación de todo lo que ocurre en su hogar terrestre?

Es más fácil para ustedes temerle a su Fuente y creer que no tienen poder al enfrentar sus acciones en lugar de reconocer que son co-creadores de su realidad.

No obstante mientras que tienen tanto amor como miedo por las energías con las que trabajan, su Creador solamente trabaja a través del amor incondicional. Quizá culpen de sus miedos y sus manifestaciones a su Creador pero la responsabilidad yace dentro de ustedes. Preguntan por qué Dios no entra y los cambia y la respuesta es simple. Ustedes proporcionan la vibración para que la Fuente trabaje en este planeta. Las vibraciones superiores funcionan a través del amor incondicional y no pueden manifestarse a niveles inferiores. Cuando eligen la energía del miedo sobre el amor incondicional ya no son co-creadores, están únicamente manifestando desde su humanidad. Acepten su responsabilidad y poder para liberar sus miedos y conéctense con las vibraciones superiores para manifestar el amor en la tierra que conocen desde el Hogar y habrá paz dentro de ustedes y será el final de la vibración del miedo.
"Dios crea todo a partir de su Mente". Nosotros, creados a Su Imagen y Semejanza, hacemos lo mismo. Por lo tanto, llegamos a la conclusion de que vivimos en un Universo mental: "Aquello que llegamos a Creer es lo que se manifiesta en nuestra vida".

La mente humana está dividida básicamente en dos partes: la Consciente y la Inconsciente. La última es la depositaria de todas nuestras programaciones y recuerdos; mientras que en la primera radica todo nuestro Poder de Decisión. 
La Mente Consciente es la que se encuentra conectada con el Espíritu. Solamente al ser consciente de lo que vives lo puedes cambiar. La Mente Subconsciente es la equivalente al Alma; es el gran archivo de las experiencias de esta vida y de las anteriores. Finalmente, tenemos nuestro Cuerpo Físico, que es el vehículo principal para vivir las experiencias en este plano.
Aprendimos que existe una correspondencia entre lo que vivimos por fuera y lo que llevamos adentro; que la realidad no es más que un espejo de nuestro interior. Esto significa que si vivimos un caos, sin amor, con problemas económicos, o enfermos, es porque existe una idea o programación que nos lleva a elegir eso.
A partir de esta unidad, vamos a dar un paso adelante y estudiaremos una de las maneras de producir cambios profundos en nuestra realidad.

Textualmente, el Principio de Vibración dice lo siguiente: "Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra".


Esto significa que en el Universo donde vivimos no existe nada que sea totalmente firme o estable. Todo se encuentra en un continuo movimiento, una continua vibración y transformación. Cada parte del Universo tiende a transformarse en algo mejor, evoluciona hacia un nuevo nivel de existencia.

En nuestro orden personal, la vida nos empuja siempre a vivir de una manera mejor. Las crisis aparecen cuando permanecemos rígidos o inflexibles en una posición. Cuanto más cerrados estemos en una posición o idea, más fuerte será el esfuerzo que hará el Universo para movernos de allí. Por eso es que la gente sufre fuertes crisis y luego cambia. Algunas personas necesitan pasar por enfermedades, accidentes o pérdidas para darse cuenta del valor que tienen ciertas personas o su propia vida. Hay otras personas que caen en la inercia y no toman decisiones; cuando eso ocurre, el Universo mismo toma las decisiones por ellos. De acuerdo con el Principio de Vibración "debemos aprender a prepararnos para los cambios en la vida". Según este principio, si tiendes a aferrarte a una vivienda, una pareja, un trabajo, una amistad, o a cualquier objeto que te dé seguridad, lo más probable es que tarde o temprano sufras. ¿Por qué? Porque en el Universo no existe nada que se encuentre inmóvil.
Esto no significa que tendrás que quedarte sin vivienda, familia, trabajo o pareja; sino que lo que hoy estás viviendo no se repetirá en el futuro. No hay manera posible de repetir el pasado. Existen parejas que, después de haberse separado, deciden volver a estar juntos con la intención de ser como antes. Esto es un camino seguro a la frustración. Es posible que la reconciliación los lleve a vivir una mejor relación que la del pasado, pero nunca igual.
Este principio hermético nos enseña que cada objeto que vemos está compuesto de millones de átomos. Estos átomos se encuentran formados por partículas que giran a grandes velocidades alrededor de un núcleo.
Podemos decir que existen dos formas extremas de vibración: una baja, que corresponde a la materia y otra alta, que pertenece al terreno del Espíritu.
Cuando la vibración es muy baja, decimos que la materia está en reposo, permanece inerte para nuestros sentidos y parece sólida. Sin embargo, la materia está compuesta de millones de átomos que se encuentran en pleno movimiento y transformación. Por otra parte, cuando la vibración es muy alta, llegamos al extremo del Espíritu y decimos también que la materia está en reposo. Aquí la materia vibra en una frecuencia tan alta que nos da la sensación de que tampoco tiene movimiento.
Para entender mejor este concepto, imagínate las paletas de un ventilador. Cuando el ventilador está sin funcionar puedes percibir claramente sus partes, que están en reposo. Cuando pones en marcha el aparato, y especialmente a altas velocidades, las paletas giran tan rápidamente que parecen desaparecer e, incluso, puedes ver a través de ellas. Aquí también decimos que la materia está en reposo porque pareciera no existir. Este es el nivel del Espíritu. El eslabón entre la materia y el Espíritu es el éter.
Los órganos de nuestro cuerpo físico están formados por células, que, en última instancia, están compuestas de átomos. Por lo tanto, aquello que percibimos como un cuerpo sólido no es tan sólido. Nuestro cuerpo físico está formado por un 99,999% de espacio vacío, y solamente 0,001% de materia; este último porcentaje, según la Física Cuántica, es también espacio vacío. La Física Cuántica es la que estudia el comportamiento del átomo. Ella nos enseña que nuestro cuerpo físico se encuentra continuamente intercambiando átomos con el medio. Al inhalar aire tomamos los átomos con el medio. Al inhalar tomamos los átomos del entorno; al exhalar devolvemos átomos de nuestro propio cuerpo físico.
Literalmente, cuando ingresamos en un lugar, empezamos a absorber parte de ese lugar. Por eso es que algunos lugares nos llenan de energía positiva o todo lo contrario. Los lugares de la naturaleza como... playas, montañas, bosques, lagos y demás, están cargados de vibraciones positivas.
Cuando permanecemos en ellos, nuestro cuerpo físico se renueva con átomos de alta calidad. Por tal motivo, uno se regenera y se sana al estar en ese tipo de lugares. Por el contrario, cuando uno ha permanecido cierto tiempo en un lugar de vibraciones bajas o negativas, se siente contaminado. La recuperación no es inmediata y podemos permanecer hasta varios días sintiéndonos mal por las energías que hemos ingerido.
Cada tres años, el cuerpo humano renueva completamente todos sus átomos, después de este tiempo, poseemos un modelo absolutamente nuevo de cuerpo físico. La pregunta inevitable es ¿qué hace que el cuerpo cambie o se deteriore?. Hay una sola respuesta... la Mente. 
Lo que lleva a los átomos a agruparse y a producir cambios en tu cuerpo es la idea que gobierna tu propia mente. Si piensas que a los cincuenta años comienza la vejez de tu vida, tu cuerpo envejecerá. Por el contrario, si crees que a esa edad estás en tu mejor momento, entonces tu cuerpo responderá dándote vitalidad y entusiasmo. Cada uno de nosotros tiene su propio reloj biológico y éste determina cuándo comenzamos a envejecer.
De la misma manera, cada partícula de tu cuerpo físico está "escuchando" tu diálogo interno y responderá fielmente al mismo. Si tienes pensamientos felices, tu cuerpo reaccionará con energías positivas. Por el contrario, si te deprimes y sólo ves la vida de una manera muy negativa, lo más probable es que te enfermes. Las personas que tienen enfermedades crónicas son aquellas que tienen pensamientos "crónicos", cuando renuncian a los patrones de conducta antiguos y sus ideas más negativas... comienza su curación.
A pesar de que nuestro cuerpo se regenera constantemente, la razón de su deterioro es que creemos que eso necesariamente nos debe ocurrir. Existe una historia, un pasado, que sustenta esa creencia. Al creer en ese pasado, continuamos repitiendo la historia... No estamos solos con nuestros pensamientos; vivimos en una sociedad donde crecemos, aprendemos y nos desenvolvemos a diario. De ella tomamos una serie de ideas a veces muy positivas y otras, no tanto. Si pudieras levantarte mañana olvidándote completamente de tu pasado, tu cuerpo no envejecería. Si decidieras, por ejemplo, vivir doscientos años, todo tu cuerpo respondería a esta idea pero, primero, tendrías que convencerte a ti mismo de esa posibilidad. Tu cuerpo "escucha" tu diálogo interno y si tienes dudas, manifestará esas dudas. Recuerda que no son los pensamientos lo que se manifiestan sino las creencias. Si crees en la enfermedad, las células de tu sistema inmunológico bajarán sus armas y permitirán que contraigan alguna enfermedad. Por el contrario si crees que tu cuerpo físico es saludable y resistente, tu sistema inmunológico tomará esta idea como una orden y jamás te enfermarás.
Uno de los descubrimientos más interesantes de la Física Cuántica es que el resultado de cualquier experimento dependerá en gran medida del grado de expectativa de quien lo realiza. Antes se creía que si dos personas realizaban la misma prueba, con los mismos ingredientes y medidas, llegarían a obtener el mismo resultado. Ahora se sabe que los átomos se agrupan según su compatibilidad y responden a las expectativas del observador. Esta es la razón por la cual una persona puede tener la habilidad de cocinar una comida muy sabrosa y nadie puede imitarla, aún cuando los demás sigan todas sus indicaciones y utilicen los mismos ingredientes, el resultado nunca será el mismo. El resultado depende siempre de la expectativa del observador y de su interés personal en el experimento. De esto se deduce fácilmente que la comida más sabrosa será aquella que contenga como ingrediente principal mucho amor.
El cerebro humano está compuesto por millones de células llamadas "neuronas". Cuando una persona toma una decisión, las neuronas llevan el mensaje o la orden al resto del cuerpo físico para producir la acción. Por ejemplo, un individuo siente calor y decide aflojarse el cuello de la camisa y la corbata. Las neuronas transmiten la orden elegida a los músculos de las manos para realizar los movimientos necesarios. En apariencia, no existe ningún misterio en esto, sin embargo, lo hay. Los científicos se han preguntado ¿dónde está aquel que sintió calor y eligió aflojarse la camisa y la corbata?.
A través de muchos experimentos, se ha descubierto el "mapa del cerebro", según el cual se conocen las actividades que desarrollan las distintas partes del cerebro y su relación con el cuerpo físico. Sin embargo, los investigadores no han encontrado jamás dónde está la parte que elige realizar un determinado movimiento. La conclusión a la que se ha llegado es asombrosa. La mente no está en el cuerpo. La Mente ocupa el cerebro físico pero no está en él. La Mente es más grande que todo el cuerpo físico y se encuentra en cada parte del mismo, no solamente en el cerebro. Cuando decimos "Me vino esta idea a la mente", estamos reafirmando la verdad científica de que las ideas provienen de otro lado.
Por el momento, debes entender que cada pensamiento que eliges pensar proviene de un espacio infinito, en el que existen también posibilidades infinitas, y tu ser hace una elección determinada en cada momento. Pero tu verdadero ser no es ninguno de tus pensamientos sino aquel que hace la elección.

Todo el Universo está compuesto básicamente de la misma sustancia y nosotros, a través de nuestra intención, podemos manejarla para manifestar la realidad que deseamos. De acuerdo con el Principio de Vibración, debemos ir creando la vibración necesaria para atraer la sustancia necesaria.
El Principio de Vibración nos enseña que "las energías iguales se atraen". Por eso vemos que los deportistas van a entrenar a un mismo lugar, al igual que los religiosos se reúnen en una iglesia, los intelectuales en una biblioteca, o los metafísicos en algún lugar de estudio. De esta manera, cada uno se rodea de gente y lugares que están vibrando en la misma frecuencia.
En el Universo existen tres niveles elementales de vibración: baja, media y alta. Son tres escalones con características propias. De acuerdo con nuestro nivel vibratorio personal, estamos ubicados en algunos de estos tres escalones y, como consecuencia, atraemos las cosas de dicho nivel Es imposible atraer situaciones u objetos que tienen una vibración alta si uno se encuentra en el escalón más bajo.
La depresión, la angustia, el miedo, las enfermedades y todas las emociones más negativas nos llevan a vibrar en el nivel más bajo de esta escala. Mientras una persona se mantenga "vibrando bajo", sólo atraerá a su vida a personas o situaciones que aumentarán su malestar. Este es el nivel de la "mala suerte". Mucha gente dice: "No termino de salir de un problema que ya tengo otro". La respuesta a esto es muy simple: mientras la persona se mantenga vibrando en ese nivel, continuará atrayendo las cosas de dicho nivel. Hasta que esa persona no cambie su vibración personal, no se manifestarán ni la salud, ni la alegría, ni el amor, ni la suerte en general.
En el nivel vibración media aparecen las soluciones y la vida fluye. Los obstáculos y problemas de este nivel son más fáciles de resolver y la persona que se encuentra en esa vibración siempre muestra una actitud optimista hacia la vida.
Finalmente, el nivel de vibración más alta corresponde a de la iluminación, la paz y el amor perfecto. Aquí no existen problemas, miedos o enfermedades. Cuando uno vibra en este nivel, lo que uno piensa se manifiesta inmediatamente. El reconocimiento del poder personal es total y absoluto y, por lo general, se lo utiliza para servir a la humanidad. 
La vibración más baja corresponde al terreno de nuestro ego, es el nivel del miedo y por eso se generan toda clase de problemas. La vibración media es el terreno de la esperanza, de esta manera, comienza a producirse la "suerte". Finalmente, la vibración más alta corresponde al terreno del Espíritu, es el nivel de la Fe Absoluta, en el cual se producen los milagros.
En mi opinión, la mayoría de nosotros nos encontramos vibrando en el nivel medio. A veces decaemos por los problemas que se nos presentan y después de realizar cierto esfuerzo nos recuperamos. Otras veces, vivimos momentos de iluminación y gran conexión con nuestro Creador, entonces, vibramos con una energía alta y nos sentimos poderosos, llenos de fe y entusiasmo.
Cuando una persona comienza su camino de crecimiento personal, lo primero que surge son sus resistencias internas. El primer día decide, por ejemplo, comenzar una dieta, repetir afirmaciones u organizar su vida, sin embargo, al día siguiente es probable que no haga ni la mitad de las cosas que se propuso. Estas resistencias están generadas por el ego, el esgo es la parte que se siente separada del Espíritu y que, a su vez, genera el drama personal.
Es muy difícil mantenerse en un mismo nivel todo el tiempo. Es probable que te sientas muy bien en un momento, pero luego te encuentres con tu ex pareja, o te pelees con tu jefe, tu hijo o un amigo, o te enfermes, y encuentres tu vibración personal cambie súbitamente. Cada persona debe aprender a cuidar sobremanera su vibración personal.
Por lo general, aquellas personas que nos traen problemas son "maestros" que ponen a prueba nuestra posición, de esta manera sabemos si esa posición es sólida o no. Si alguna persona tiene la facultad de "ponerte de mal humor", es porque aún tienes una parte débil en tu ser que necesita ser sanada. No puedes cambiar a los demás pero sí puedes cambiarte a ti mismo.
Otra verdad metafísica explica que "las Leyes Superiores se imponen sobre las Inferiores". Esto significa que en cuanto mejores tu vibración personal, mejorarás la vibración de todos aquellos que te rodean. Esta es la forma más efectiva de cambiar a los demás". Con sólo mejorar uno mismo, mejoran las relaciones con los otros. Este principio nunca funciona al revés, ninguna persona de vibración baja puedes disminuir tu vibración, salvo que te encuentes débil, de ser así, no estabas vibrando alto.
La preocupación complica la solución de un problema porque baja el nivel vibratorio. En nuestra cultura esta "bien visto" que una madre se preocupe por su hijo o viceversa. Sin embargo, desde el punto de vista metafísico, la preocupación puede ser muy dañina porque aumente la fe en lo negativo y agrava el problema. La mejor manera de ayudar a una persona es "ocuparse" de ella para que mantenga la fe bien alta y piense en la solución feliz del problema. Un hijo que se angustia por la enfermedad de su madre está demostrando tener más fe en la enfermedad que en la recuperación de su salud; por lo tanto, su preocupación está ayudando a que su madre se enferme aún más. En ese caso, el hijo deberá primero curar sus propios miedos para luego intentar ayudar a su madre. Esto no significa ser indiferente al problema, sino todo lo contrario; la diferencia esencial reside en que debe mantener toda la atención posible en la feliz solución. La fe del hijo en la curación de su madre será la mejor ayuda que ella pueda recibir.
Cada vez que quieras ayudar a alguien, deberás primero elevar al máximo tu energía personal y después entrar en contacto con la persona necesitada. En síntesis, para ayudar a otros tienes que estar muy bien contigo mismo; de lo contrario, el problema ajeno te puede llegar a absorber. Un metafísico debe ser sanamente egoísta y pensar en sí mismo primero; debe aprender a mantenerse siempre en una posición fuerte para ayudar a los demás a salir del pozo.

Debes recordar que es el ego de cada no el que genera los dramas personales. Por eso, es importante que te mantengas en una posición positiva para recordarle al otro su verdadera naturaleza espiritual, que la vida es felicidad y que debe restituir su nivel de alegría. No escuches al ego de la persona que sufre; escucha a su Espíritu y te darás cuenta que Dios siempre está presente.
Cuando una persona siente un gran miedo, está utilizando todas las técnicas metafísicas en forma negativa. La persona pronuncia las palabras que describen su miedo; visualiza con claridad lo que podría pasarle y, finalmente,, siente en todo su cuerpo las reacciones que el miedo produce. 
Si se insiste un poco en este proceso, la manifestación de aquello que se teme se producirá con mucha facilidad. Si la persona tiene miedo a enfermarse, es probable que hable con la gente acerca de la enfermedad; también, se vea a sí misma padeciéndola y se imagine todo el dolor que su cuerpo sentiría si estuviera verdaderamente enferma.
En síntesis, el miedo es la fe en lo negativo. Para elevar el nivel vibratorio se debe utilizar esta misma fórmula pero eligiendo pensamientos más positivos.
El primer paso es cancelar el miedo repitiendo "cancelado" en voz alta, por lo menos tres veces. Luego se debe repetir alguna afirmación positiva, como, por ejemplo: "Yo Soy muy sano. Mi cuerpo físico está siempre saludable y fuerte". Luego la persona debe verse a sí misma saludable y feliz. Finalmente, debe sentir su cuerpo funcionando correctamente. Para finalizar, quiero mencionarte que NO existen enfermedades incurables; sólo existen personas incurables.