sábado, 30 de marzo de 2013

Extraterrestres ?

Trama de Ocultación del Fenómeno Extraterrestre Según un Estudio Científico

Un estudio científico elaborado conjuntamente por la Universidad de Bristol y la de Bath, exponen literalmente la trama de ocultación del fenómeno extraterrestre y su relación con las campañas educativas de la ciencia-ficción.



Parece increíble, pero es cierto. Para aquellos que aún consideren que hablamos de una cuestión en la que existe transparencia absoluta a nivel científico, lo cierto es que no existe esa transparencia, al menos en el campo de la investigación. Las razones hay que buscarlas en el miedo de los gobernantes a no poder controlar las reacciones del público en general, pero sobre todo a no poder reconocer la falta de soberanía sobre el espacio, algo que desde la década de los 40, comenzó como una curiosidad, se convirtió posteriormente en un asunto de seguridad nacional en los 50 del que no conviene hablar. Al menos no de forma directa y transparente hasta hoy día.


Y ciertamente, la investigación realizada en este estudio por Robbie Graham de la Universidad de Bristol y el Dr. Matthew Alford de la Universidad de Bath, no tiene desperdicio. 

Y es que en esta ocasión no hablamos de rumores, ni de avistamientos, sino de un reconocido documento científico publicado en la primavera de 2011 con cumplido acceso a expedientes, testimonios, documentación y evidentemente un trabajo académico digno de elogio. La cuestión, una vez más es la difusión relativa de este tipo de trabajos que una vez más, apenas alcanza la difusión necesaria para llegar al público.

El trabajo fue publicado en la Revista Paralelo 49, impulsada por las Universidades de Birminghan y Nottinham junto con otras Instituciones Canadienses y Americanas. 

La publicación cuenta con un comité editorial multidisciplinar compuesto por representantes de más de 10 Universidades Internacionales, entre las que cabe destacar miembros de la Universidad de Tokyo, Cork, Roosevelt Academy, Middelburg, The Netherlands, Dublin, Padova, Londres, junto a las dos anteriores.

El Paper, lleva por título:

“A History of Government Management of UFO Perceptions through Film and Television”

Del análisis del documento, se desprenden cuestiones relativas a la intervención doble del papel del Departamento de Defensa (DoD) en relación a la cooperación y bloqueo simultáneo de determinados programas y películas de difusión sobre el fenómeno, así como las cuestiones relativas al informe cometa que en 1999, determinaron la realidad del fenómeno, afectando a su difusión popular. 

Por así decirlo, el difícil equilibrio entre la no negación y el no reconocimiento como una política de censura de las evidencias, y al mismo tiempo una cuestión educativa correspondiente a la Ciencia-Ficción, en la que determinados temas, determinadas evidencias y cuestiones debían utilizarse para educar al público en base a un determinado arquetipo de las “inteligencias extraterrestres”.

El estudio científico y sociológico sobre la exposición de evidencias y las posiciones dobles de los responsables de su custodia examina las claves del problema con expresa mención de los documentos del encubrimiento, así como la consigna de mordaza en los medios, de manera que únicamente se podían mostrar algunos expedientes o casos aislados previamente seleccionados del total existentes, algo que sorprendía a los propios productores de los medios en la elaboración de los reportajes. 

Adicionalmente, los productores eran conscientes de esta censura y el límite entre la divulgación del fenómeno y la documentación posible que podían presentar era casi siempre determinado por los propios responsables de la DoD (Departamentos de Defensa) que ponían los límites tanto en los testimonios, documentos y cualesquiera entrevistas, en las que se pudiera cruzar la sutil línea entre la incógnita o el misterio y la evidencia.

El mismo documento hace referencia al famoso informe Cometa que se emitió en Europa en 1999, y que constituye el reconocimiento del fenómeno desde un punto de vista científico y analizado desde una perspectiva seria a la luz de informes, testimonios y dictámenes técnicos de más de 30 expertos con un cumplido detalle, en el que se concluye que el fenómeno debe ser despojado de su carga irracional, ya que es un hecho evidente. En tal sentido, es el mismo André Lebeau, Presidente decano del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES).

En línea con lo anterior, la investigación realizada comienza por analizar diferentes casos de programas, y en concreto comienza por un célebre programa de la CBS en 1958 denominado Enigma en los cielos, en el que tras interesantes afirmaciones, existió un corte súbito del programa con un extraño giro que dejó a los espectadores literalmente con la expectación. Y en aquél programa estaba representado el vehemente escéptico Donald Menzel junto con los testimonios del Coronel Spencer Whedon que ocupaba un puesto en el ATIC, el Centro Técnico de Inteligencia Aeroespacial, así como el Mayor Donald Keyhoe, ya retirado de su puesto en el ejército pero ejerciendo como Director del Comité Nacional de Investigaciones de Fenómenos Aéreos (NICAP). Según el paper, los testimonios y documentos de los participantes en el programa estaban previamente pactados, cuando llegó el turno de Keyhoe, dijo textualmente: 
”Y ahora voy a revelar algo que hasta ahora nunca se había desvelado….” y el micrófono de Keyhoe quedó en silencio, con lo que no pudo desvelarse. Nueve años más tarde la CBS reconoció que la razón del corte fue instrucciones de censura oficial.  En tal sentido la CBS se pronunció al respecto como respuesta a las innumerables cartas que llegaban de los lectores.

A partir de ese momento, la censura previa estaba presente en todos y cada uno de los programas sobre la materia, ya que el fenómeno se consideró como un asunto que afectaba a la Seguridad Nacional.

Con independencia de la cumplida información sobre los eventos correspondientes al incidente de Kenneth Arnold en 1947, que también es tratado con detalle en el informe Graham y Alford el siguiente punto de referencia ha sido la desclasificación en algunos países como Francia, Canadá, Dinamarca, Rusia, España y Nueva Zelanda, que desde la emisión del Informe Cometa, fueron progresivamente desclasificando sus expedientes concernientes al fenómeno. 

En 1961 un informe emitido por una comisión mixta entre la NASA y el Instituto Brookings, denominado “Proposed Studies on the Implications of Peaceful Space Activities for Human Affairs,” advertía que un anuncio oficial confirmando la existencia de seres con inteligencia de origen extraterrestre podría tener desastrosas consecuencias para la civilización humana.

A partir de entonces, las políticas eran dirigidas en un doble sentido: Por un lado educar a la población en aras de un enemigo potencial hipotético indefinido, utilizando las películas de ciencia ficción como herramienta de ocio educativo, y de otra generando un protocolo de ralentización de la búsqueda de Inteligencia Extraterrestre de origen biológico.

La conclusión de Graham y Alford por tanto, es que la existencia de las evidencias de Inteligencia extraterrestres entre nosotros son incuestionables, pero constituyen un asunto que ha sido sacado de la ciencia civil y de la investigación externa a las instancias que tienen que ver con la Defensa. En este sentido sigue en vigor el informe Proposed Studies on the Implications of Peaceful Space Activities for Human Affairs, de 1961, por el cual se considera necesario mantener el aislamiento del fenómeno, recurriendo si es preciso a técnicas de persuasión, amonestación y descrédito social de aquellos que lo investiguen.

Nos encontramos ante el estudio más documentado, mejor referenciado que actualmente existe sobre el fenómeno de la Inteligencia Extraterrestre y las razones antropológicas que han impedido el reconocimiento oficial de una evidencia empírica, que simplemente se ha sacado de la ciencia por razones de seguridad, pero sin duda alguna, supone un gran precedente respecto de futuros estudios.