miércoles, 17 de abril de 2013

Exoplanetas, ExoTierras.

Exoplanetas, ExoTierras
Exoplanetas, ExoTierras

Un nuevo estudio presentado el 10 de abril por Hui-Gen Liu, Hui Zhang y Ji-Lin Zhou, pone de relieve la posible existencia de 6 exoplanetas (Exotierras) orbitando sistemas de estrellas binarias, y su estabilidad orbital en la zona habitable.

En concreto, Kepler-16 b, 34 b, 35 b, 38 b, 47 b, c, que constituyen todos planetas del tamaño de Júpiter o Neptuno, permiten que en sus entornos exista una zona habitable que pueda estar influida por la fuerza gravitacional y la influencia de las emisiones de radiación estelar de las estrellas que orbitan. La cuestión fundamental reside en la amplitud de la zona habitable y su estabilidad, a diferencia de lo que inicialmente se pensaba.

En el estudio se analiza la estabilidad de un posible planeta habitable en cada uno de los sistemas binarios. Para ello han realizado simulaciones de estabilidad con una metodología que comprueba la estabilidad orbital combinando las diferentes fuerzas de gravedad de los planetas que orbitan las estrellas así como la radiaciones estelares de las estrellas.

De manera que los resultados que obtienen muestran que una exotierra habitable podría ser altamente posible en Kepler-16 ya que resultaría altamente estable en la zona habitable del sistema estelar. En el mismo sentido, también sería posible otra exotierra habitable en el límite de la zona habitable en Kepler-47.

Adicionalmente, Kepler-34,35 y 38, parecen también ser sistemas binarios candidatos a tolerar con una alta probabilidad potenciales exoplanetas habitables ubicados en la zona habitable de sus respectivas estrellas.

El estudio concluye que con las técnicas actuales de detección usadas, con una precisión de 0.001 días, podríamos detectar en los próximos 3 años una exotierra en Kepler-16b, tardaríamos unos 10 años en detectarlas en Kepler-34 y 38 y finalmente tardaríamos más de 10 años en detectarlas en Kepler-35 y 47.

En cualquier caso, y en base a los datos, la estabilidad de los sistemas estelares binarios se confirma óptima para la existencia de planetas habitables como la Tierra.