miércoles, 19 de junio de 2013

Científicos ponen a punto una misión para “cazar” rayos cósmicos muy energéticos

Científicos ponen a punto una misión para “cazar” rayos cósmicos muy energéticos

Científicos de quince países se reúnen desde el Lunes en Tenerife para hablar de una misión por medio de la cual la Estación Espacial Internacional será la base de un observatorio para “cazar” rayos cósmicos con mucha energía, en torno a los 1.020 electronvoltios, y que pueden dar información acerca del origen del Universo.

Isla de Tenerife


Los rayos cósmicos, que son partículas que atraviesen la atmósfera terrestre de forma casi constante, son invisibles para el ojo humano y tienen un nivel energético imposible de reproducir en la actualidad, ha informado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Los rayos cósmicos pueden proceder del Sol pero también de puntos muy alejados y energéticos del Universo, y su naturaleza puede ser muy diversa, desde protones y electrones hasta neutrinos y núcleos atómicos.

Las radiaciones menos energéticas son muy frecuentes, pero las más potentes es más difícil “cazarlas” y son las más interesantes para la comunidad científica, pues actúan como diminutos mensajeros que portan información sobre sus fuentes, en ocasiones tan misteriosas que se llegan a achacar a la enigmática materia oscura, explica el IAC.

Y es que del total de la materia del Universo se cree que el 95 por ciento está en el denominado sector oscuro, de forma que un 23 por ciento sería materia oscura y un 73 por ciento energía oscura, lo que quiere decir que se desconoce su naturaleza.

Para desvelar la naturaleza de la materia y energía desconocidas la Agencia Espacial Japonesa (Jaxa) lidera la misión espacial Jem-Euso, en la que también participan la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), la Agencia Espacial Europea (ESA), la NASA y la Agencia Espacial Francesa (CNES).

Con esta misión espacial se pretende estudiar los rayos cósmicos, y durante esta semana los científicos darán un repaso al proyecto, en el que participan la Universidad de Alcalá (Madrid), el Instituto de Astrofísica de Canarias, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), la Universidad Carlos III de Madrid y las empresas del sector aeroespacial Sener, Lidax y Orbital.

La intención es colocar en la Estación Espacial Internacional un observatorio para buscar cascadas o lluvias atmosféricas extensas (EAS), un fenómeno que se produce cuando el rayo cósmico entra en la atmósfera e interacciona con las partículas de la atmósfera.

El encuentro propicia la formación de nuevas partículas que, a su vez, reaccionan y forman otras nuevas generando lo que los científicos llaman EAS. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario