miércoles, 9 de abril de 2014

Algo de Sabiduria La Cuarta Dimensión

LA CUARTA DIMENSION

La cuarta dimensión, para empezar, no es el Mundo Astral. En ella no existen el espacio ni el tiempo. 

la Cuarta Dimensión

Aunque es bien cierto que se recorren distancias, son inapreciables desde el punto de vista de las tres dimensiones. La cuarta dimensión se rige por la Mente, el límite es la Mente misma, de lo cual se deduce que a mayor capacidad mental, mayor capacidad para actuar en esa dimensión. No existen las palabras; la comunicación, lógicamente, es mental; todo se sabe en un momento, es algo así como visto y no visto: focalizas la mente en un lugar y prácticamente estás allí, porque como ya sabes: donde está tu mente, estás tú. Las creaciones son tan reales como las de la tercera dimensión, pero con la particularidad de que tú eres el poder, las circunstancias de los pensamientos van siempre a cargo del que los realiza, eso por supuesto.
Continua...


Tú tienes tu mente abierta ya a esta dimensión y, de hecho, Azrael viaja en ella. Te recuerdo que no viaja por el Astral, pues ese mundo es demasiado peligroso, ya que existen creaciones de muy diversa índole y siempre pueden retrasarte el viaje. En el mundo mental se respetan muchísimo las categorías. Para que me entiendas: cada uno se dedica a lo que tiene que hacer y no hay intromisiones casi nunca; en todo caso algún mago negro, pero de esto no hay que preocuparse, porque quien está en la Luz nunca debe temer a nada. 

Nosotros a lo nuestro, a la cuarta dimensión, allá ellos... Hay tantas dimensiones como conciencias pueda conectar un ser. De todas formas eso no nos debe preocupar de momento, nosotros a la nuestra y más adelante ya veremos...

En este mundo trabajan muchas categorías de ángeles, que son los que están prácticamente entre los dos planos, son mensajeros. Es muy fácil verlos trabajar de aquí para allá, pero de todas formas no te olvides que tú ya eres un ángel y no creas que esto es vanidad, al reencontrarnos, has adquirido el derecho que siempre te ha pertenecido. Hay que ponerse a trabajar, como tú bien sabes. Cada día tienes más conciencia de este plano y yo te estoy entrenando para que el encuentro no sea de sopetón, pero llegará el día en que todas las noches estarás trabajando en ese plano y no te cansarás, pues el cansancio no existe allí y menos si
se trabaja para el bien de los demás.

En esta dimensión hay música, pero ¡qué música!; hay luz, pero ¡qué luz!; hay edificios, pero ¡qué edificaciones!; hay vegetales y animales, pero ¡todo es armonía! Para que me entiendas: aquí existe la necesidad de que el pez grande se coma al pequeño, pero allí no hay que comer para vivir, se vive de la energía cósmica en que tú ya trabajas, y percibes que se puede hacer descender aquí, a la tercera dimensión, porque tú ya estás conectado.
Enric Corbera

No hay comentarios:

Publicar un comentario