domingo, 8 de marzo de 2015

Activa tu Mente

Sacar la mente del cuerpo


«El origen de la auténtica energía de la creación pasa por superar lo conocido y lo rutinario y por encontrar una motivación. Pensar más allá de lo que sentimos supone un gran esfuerzo para cualquiera. Si no podemos crear un estado mental que supere lo que sentimos, jamás llegaremos a entrar en contacto con nada desconocido o imprevisible. La mente reside en el cuerpo cuando vivimos en base a los sentimientos. Sacar la mente del cuerpo y colocarla en el lugar que le corresponde (en el cerebro) es un auténtico acto de voluntad. Cuando por fin conseguimos dejar de pensar con el cuerpo y comenzamos a pensar con la mente, comenzamos a vivir una aventura con nuevas e ilimitadas experiencias.»

«Uno de los factores que afectan nuestra capacidad para imaginar y crear un ideal de nosotros mismos es nuestra visión limitada del orden y de la naturaleza del universo. Da igual que seamos escépticos o creyentes. Lo que debemos comprender es que el universo nos ofrece muchas más posibilidades de las que nos han enseñado y condicionado a aceptar.»

«Debemos recordarnos que somos mucho más que la suma de nuestros procesos biológicos.

Somos esa esencia inmaterial y autoconsciente que anima el cuerpo físico. Al mismo tiempo, estamos unidos a una conciencia mayor que le da vida y forma a toda materia. Ambos niveles de conciencia son inseparables y se encuentran en nuestro interior; de hecho, son esas conciencias las que definen quiénes somos. La energía que sustenta el universo y todos sus componentes juntos puede verse afectada por nuestras interacciones conscientes con la vida, ya que estamos formados por esa misma energía. Por lo tanto, no podemos cambiar lo que pensamos, lo que hacemos y lo que somos sin alterar esa red infinita de energía. Cuando cambiamos de verdad, el campo de posibilidades de nuestra vida personal cambia también. El resultado de tales esfuerzos nos brinda nuevas y diferentes circunstancias en la vida, a la altura de la persona en la que nos hemos convertido.» 


No hay comentarios:

Publicar un comentario