jueves, 11 de octubre de 2012

Actitud Positiva

Actitud Positiva
Actitud Positiva

Sesión sobre la actitud positiva, la importancia de la voluntad de avanzar y ser fuertes, la capacidad de aprender y de superar los obstáculos.
Algunos dirán “Oh es un guía espiritual”, otros dirán “Observen, es una entidad de luz”. Guía espiritual, entidad de luz, son palabras del plano físico que no tienen significancia en el mundo espiritual, sirven para ser entendidas en el plano físico.

Si tengo que dar recomendaciones, si. Recuerdo a un ser encarnado que ahora como espíritu puro está en el plano 5.
En el plano terrenal era conocido como Og Mandino. Concuerdo con su manera de pensar, a pesar de que la mayoría de sus años en el plano físico sufrió muchas crisis de engramas, Y si bien desencarnó con engramas, con una fortaleza interior tan grande logró cambiar su conducta derrotista.


Él decía que había nacido para alcanzar el éxito, no para fracasar, que había nacido para triunfar, no para inclinar la cabeza en señal de derrota, había nacido para saborear victorias, para brindar por ellas y no para gemir y lamentarse. Porque aquel espíritu que piensa en fracasar, lo hace en funciones de roles de victima; aquel espíritu que inclina la cabeza es porque se siente poco agraciado para enfrentar el éxito; aquel espíritu que gime y se lamenta generalmente lo hace para manipular a otros con su rol de victima y para justificarse a sí mismo.



Muchos espíritus se plantean, como señal de victoria “ME SIENTO UNA PERSONA MEJOR, DIFERENTE”, y está bien que piensen así, eso no es narcisismo, eso es entender que pueden lograr cosas, eso es entender que pueden revertir su actitud derrotista. El tema, como dice el maestro Johnakan, es hacer todo con equilibrio. Se puede ser triunfalista, pero sin adoptar una postura egoica que no tiene ningún sentido.



Este espíritu que en vida era Og Mandino decía “Jamás volveré a saludar al amanecer sin una meta”, y está bien que así sea. La euforia se mantiene alta con los proyectos, proyectos equilibrados, proyectos prácticos, accesibles. No pensemos en castillos en las nubes, ni en excursiones inaccesibles, pensemos en cosas lógicas, coherentes, que estén al alcance. Esto no significa que nos limitemos en los sueños, esto significa que extendamos las manos a tomar el sol del triunfo.



Muchos espíritus se sienten invadidos de una gozosa anticipación, es claro, porque paladean el futuro triunfo a venir, no desde una posición egoica y narcisista, desde una posición digna, y siempre en función de que una vez que están de pie, fuertes, poder extenderles la mano a otros.



Como dice el maestro Johnakan, quedó grabado en plano físico para aquel ser triunfalista “Siempre bañare mis días en el dorado resplandor del entusiasmo”. Por supuesto que sí, el entusiasmo mueve las endorfinas, provoca salud, no permite que la depresión se apodere del ser encarnado. Es una cuestión de actitud, es una cuestión de entendimiento de qué es lo que hace bien.

La entidad que planifica se siente poseedora de un maravilloso poder, el poder del entusiasmo, el poder de influir en los propios pensamientos, el poder influir en las acciones de los demás cuando están al lado de la persona, influir positivamente, no confundáis con manipular. Tú eres un ser que tiene entusiasmo, que tiene fuerza, claro que influyes en los otros, contagias, contagias euforia, contagias fuerza. Todo se contagia.


Nombro el caso de aquel espíritu que encarnó como Og Mandino porque él explicaba que cada vez que fruncía el entrecejo se encontraba a su vez frente a un entrecejo fruncido, pero ya lo dijo Johnakan, el universo es un espejo, nos devuelve lo que nosotros damos. Siempre que gritaba encolerizado le respondían voces encolerizadas; siempre que se quejaba se dirigían a él miradas severas; siempre que maldecía el odio le devolvía la mirada. Las propias acciones le condenaban al mundo donde nadie sonríe jamás, al mundo de los fracasados. Porque el universo es un espejo, ese espíritu fuerte aun no habiendo vencidos sus engramas, pudo flotar en la superficie de ese mar de dudas y se planteo que jamás volvería a ser descortés con algún se viviente, porque la cortesía también contagia. Tú eres cortes, tú eres gentil, tú eres animoso, optimista y te devuelve la sonrisa, te devuelve el ánimo, una sobre palmadas a aquel que se encuentra con dudas.



Contagia tu diversión, alabar, sonreír, preocuparse por el prójimo es algo tan beneficioso para el que los otorga como para el que recibe estos favores. Es un ida y vuelta, un feedback, eso es importante.



Importante es verdaderamente que todo aquel ser encarnado entienda que el sol no siempre brilla, que las uvas no siempre están maduras. No penséis que tenéis todo servido, debéis buscar el resultado, si bien está al alcance de la mano, tenéis que moveros. El esfuerzo es bueno y ser lo negativo es el doble esfuerzo, romper el equilibrio. Pero es bueno ganar por el esfuerzo propio. Es bueno llegar a una meta, aunque parezca difícil, luego de haberse esforzado, es merito de la persona que así lo hizo.



Habrá cosas que se presentarán sencillas y está bien que así sea, habrá cosas que no se podrán alcanzar. Buscad nuevas metas, pero el espíritu que logró ponerse de pie dijo “Siempre buscaré la semilla del triunfo en todas las adversidades”.



Que importante es no dejarse hundir en el pantano de la monotonía, que importante es no dejarse hundir en la ciénaga de la depresión. Por supuesto que a veces estamos parados en un angosto borde, por supuesto que sí.



Justamente buscar una semilla del triunfo en la adversidad es un merito mayor, por eso pongo tanto énfasis en el equilibrio, por eso.



Cuantas veces nos hemos engañado a nosotros mismos, ¡cuantas veces! Cuantas veces hemos pensado que el mundo era injusto con nosotros cuando nosotros no hacíamos el esfuerzo para cambiar ese mundo, ¡cuantas veces! Cuantas veces hemos de encontrar excusas para no hacer el trabajo en la forma adecuada en lugar de dedicar el esfuerzo en mejorar nuestra calidad, “¡QUÉ TRABAJO!”.



Por eso el espíritu que logra salir adelante dice “Jamás volveré a desempeñar una tarea que no sea en la mejor manera que pueda hacerlo”.

Un contacto, el de un canalizador y una entidad debe ser hecho responsablemente, esforzadamente, con la seriedad del caso. A muchos el mensaje les llegará, algunos lo digerirán y absorberán todo ese fruto, otros pasaran por alto el mensaje porque no será su tiempo y debéis aceptarlo, porque tratar de convencer a aquel que todavía no es su tiempo es dispersar los esfuerzos en tantas direcciones que no se llega a ninguna meta, a ninguna. Si tenéis 2 brazos, no podéis tratar de salvar en un naufragio a 30 personas a la vez, salvarás a una, a otra, a otra metódicamente y lograreis resultados. ¿Que salvaréis a todas?, no lo sé, eso lo sabe solamente Eón, pero por lo menos pondremos el esfuerzo para hacer el trabajo de la mejor manera posible, que eso es lo mas importante, poner todo el ser en la tarea que se tenga entre manos, eso es lo más importante.


Muchas veces la oportunidad se presenta ante nosotros, pero no debemos esperarla sentados, ociosamente. Salid a buscarla, ya que si esperáis eso no es equilibrio. Lo más importante de todo es entender que CADA UNO ES IMPORTANTE. Lo más importante de todo es entender que NUESTRO PROJIMO ES IMPORTANTE, pero no podemos visualizar a nuestro prójimo si no visualizamos primero en nuestro interior, para despertar y poder ver qué nos rodea y abrazar a todas esas almas.



Que importante es entender al otro, que importante es ser compasivo con aquellos que necesitan aliento, que importante es ser comprensivo con los errores ajenos, pero eso no significa justificar todo. Acá no se trata de justificar errores, acá se trata de comprender que todo ser encarnado, incluso las entidades espirituales podemos tener fallas, porque el único perfecto es el supremo. Todos los demás, aun estando en el plano de luz, estamos en aprendizaje, y bendito sea el poder aprender. Como dijo alguna vez este receptáculo que gentilmente me alberga, “Soy Maestro, negarlo sería Hipócrita, pero seré alumno hasta el último día de mis existencia”. Hasta todo momento.