miércoles, 5 de marzo de 2014

Algo de Sabiduria Las Religiones

LAS RELIGIONES

Las religiones son las representantes de Dios en la Tierra. Su misión ha consistido siempre en canalizar y guiar la fuerza espiritual, que a través de los eones del tiempo el hombre ya poseía. Solamente son luz en el camino del ser humano, ninguna es auténtica y todas lo son. 

Las Religiones



Puesto que cada religión es alimentada por los hombres que la necesitan, nos encontraremos frente a las puertas de la auténtica Religión cuando el hombre no necesite ninguna de ellas. Será la religión del hombre, la religión del Ser, la que no distingue, la que no separa, la que no dogmatiza, la que consuela, la que perdona, la que permite el libre albedrío y, sobre todo, la que no juzga, o sea la RELIGION UNIVERSAL, que es la que reconoce a todos los seres como hermanos de evolución, la que no impone sino que aconseja, sabedora de que a todo ser le llega su momento de comprensión de la verdad que está viviendo en ese tiempo.
Continua....


Es la religión que sabe que el nivel evolutivo no es uniforme, sino individual y que sólo se preocupa de Amar al prójimo como a ti mismo. Es la religión que trae la paz y el sosiego del espíritu, la que da cobijo al ser que se lo pide, sin pedirle cuentas de nada, porque sólo se preocupará del estado actual en que se encuentra y que le permitirá trascender los problemas que le abruman, sin pedirle nada a cambio. Es la religión que nunca castiga, enseña; aunque muchas veces esta enseñanza esté revestida de experiencias que, en principio, sean amargas; esto se debe a que es el único medio del que se dispone para hacernos comprender la enseñanza que lleva implícita dicha experiencia.

Cuando las verdades anteriormente expuestas empiezan a hacer mella en el hombre, es cuando éste tiene la posibilidad real de trascender esas experiencias dolorosas y convertirse en dueño de su vida. La RELIGION UNIVERSAL es, sobre todo, la religión que libera al hombre, porque es la religión del amor auténtico, y el amor auténtico siempre da, nunca espera nada a cambio, porque su primera y única finalidad es otorgar la felicidad eterna al hombre, felicidad que sólo se consigue cuando el ser humano es perfectamente dueño de su destino, cuando alcanza la comprensión del TODO, cuando se siente Dios mismo, ya que como se nos ha dicho más de una vez: somos dioses en potencia.

La RELIGION UNIVERSAL es la única que nos permitirá desarrollar toda nuestra potencialidad interior y la que nos hará auténticamente libres, pues nos enseñará que el amor es Dios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario